La mujer más longeva de Huelva cumple 107 años rodeada de su familia

Natural de Niebla, cuando nació aún no había acabado la Primera Guerra Mundial

Desde hace 14 años reside en la capital junto a su hija y recuerda haber vivido «cosas muy duras», como la Guerra Civil o la muerte de una de sus hijas con nueve años

Se separó de su marido, militar, cuando no existía el divorcio y tuvo que ponerse a trabajar

Julia Muñoz, una de las mujeres más longevas de Andalucía, cumple 105 años en su Higuera de la Sierra natal

Rafaela junto a su familia e.press

agencias

La mujer más longeva de Huelva, Rafaela Vizcaíno Beltrán, ha cumplido 107 años y lo ha celebrado rodeada de su familia en una gran fiesta que se organizó el pasado martes, 6 de febrero, en un salón de celebraciones de un restaurante de la capital, a la que incluso acudió la alcaldesa, Pilar Miranda, y parte del equipo de Gobierno del Consistorio onubense.

Esta mujer, natural de Niebla y nacida el 6 de febrero de 1917, ha pasado «por muchas cosas en su vida», como afirmó en declaraciones a Europa Press. No obstante, entre muchos momentos históricos ha vivido el último año de la I Guerra Mundial, la Guerra Civil española y la posguerra y la II Guerra Mundial. Hace 14 años que se fue a vivir a la capital con su hija Fali, que se la trajo a su casa para estar juntas y cuidar de ella.

En la celebración de su cumpleaños Rafaela se mostró «muy contenta» de que sus hijos y nietos festejaran con ella su 107 aniversario, al tiempo que explicó que «había trabajado mucho en la vida» y vivido «cosas muy duras» como la Guerra Civil española o la muerte de una de sus hijas «con nueve años», pero que intenta «quedarse con lo bueno vivido» hasta ahora.

Separada cuando no se podía

Esta onubense tiene tres hijos y vive con su hija Fali, que cuenta que su madre tiene «los achaque propios de la edad» pero que no tiene ninguna enfermedad y que «solo toma una pastilla al día». «Tiene la cabeza muy buena», explica su hija, que recuerda que cuando era pequeña vivía en Sevilla con sus padres –su padre era miliar– pero que su madre se separó de su marido –cuando el hijo mayor tenía nueve años– en una época en la que no existía aún el divorcio y se trasladaron a vivir a Niebla.

«A partir de entonces mi madre, que estaba acostumbrada a tener gente que le ayudaba en casa, tuvo que ponerse a trabajar en la panadería de mi abuela y luego trabajó de cocinera en colegios, trabajo que tuvo hasta su jubilación«, explica su hija Fali, que ha subrayado que Rafaela »ha pasado por mucho«.

Asimismo, Fali explica que su madre ha sufrido dos ictus y «estuvo muy mala hace tres años» pero que «de todo se ha repuesto», y «aunque tiene los riñones malos, no tiene ninguna enfermedad importante» pero ya «no puede caminar».

Esta ilipense es una mujer de hierro y con carácter que «no quiere que le ayuden a comer» porque «dice que ella puede comer sola», apunta su hija que lamenta, al igual que su madre, que el año pasado tuvieran que vender la casa de Niebla porque «ella solo quería estar con sus murallitas», pero «era ya complicado hacerse cargo de esa vivienda».

Rafaela Vizcaíno, que comienza su andadura hacia los 108 años, es la persona más mayor de las 134 con más de cien años que habitan en la provincia, de las cuales 106 son mujeres, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas a fecha de 31 de diciembre de 2023.

Comentarios
0
Comparte esta noticia por correo electrónico

*Campos obligatorios

Algunos campos contienen errores

Tu mensaje se ha enviado con éxito

Reporta un error en esta noticia

*Campos obligatorios

Algunos campos contienen errores

Tu mensaje se ha enviado con éxito

Muchas gracias por tu participación